El PSOE Regional dice que la Sanidad se va recuperando poco a poco

Acercar Disminuir el zoom Imprimir

El diputado del Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes de Castilla-La Mancha, Fernando Mora, ha lamentado la alarma y la demagogia barata que hacen los dirigentes del PP de la región en materia sanitaria, "después de la devastación que supuso la gestión de Cospedal" en el sistema público sanitario.


Para Mora y después de las insistentes menciones del PP al supuesto caos sanitario que hay por la gripe, vuelve a recordar lo que está ocurriendo en todos los hospitales del país "una afluencia mayor de pacientes por esta enfermedad" que es propia de todos los inviernos "y que se complica con otras dolencias de los pacientes" pero compara "los colapsos y saturaciones que estamos viendo de otras comunidades autónomas como es el caso de Madrid, no lo estamos viendo de nuestros centros sanitarios".

En su opinión, aunque hay una mayor asistencia a los servicios de urgencias de los hospitales, "el gobierno regional está respondiendo con un plan de alta frecuentación, abriendo camas y reforzando con más personal". Además recuerda como en el caso del complejo hospitalario de Toledo, uno en los que más pacientes tiene, "se han habilitado más de 100 camas y se han abiertos plantas en los hospitales del Valle y del Provincial".

Mora, como hacen todos los días los responsables del PSOE regional, recuerda que "quedan muchas cosas por hacer" sin embargo sentencia "el gobierno regional trabaja cada día para solucionar los problemas de un sistema sanitario que fue duramente recortado durante la legislatura de Cospedal". Y en esa batalla, el parlamentario, circunscribe los esfuerzo para "reducir las listas de espera sanitarias" una batalla que se está ganando en su opinión porque hay un plan claro y preciso: se está
contratando al personal que antes se despedía, se está llevando a cabo una renovación tecnológica que antes no se hacía y se han reanudado las obras en los hospitales, que antes se paralizaban.

Un ejemplo que lo demuestra, en palabras del parlamentario, "es el gasto por habitante, ahora por encima de la media y más que Madrid, mientras que con Cospedal fuimos en dos ocasiones, la región que menos invertía".

Y ha lamentado, una vez más, "la alarma creada por el PP en esta materia, una alarma que va acompañada de insultos y falta de respeto hacia un gobierno y hacia unpresidente, que es el presidente de todos los castellano-manchegos y al que le deben un respeto" concluía.

Por último, ha reprochado a los dirigentes del PP que el ímpetu y la vehemencia con los que exigen ahora al gobierno del presidente García-Page los cambios, "se las hubieran exigido a Cospedal cuando se cargó la sanidad pública castellano-manchega". Y añade, "muchos, entre ellos la señora Guarinos, no se quedaron en este parlamento para defender la sanidad pública". Por todo ello, ha tildado de "indecencia" el papel que ahora están representando en defensa de la sanidad.