Premios Solidarios ONCE 2018

Acercar Disminuir el zoom Imprimir

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha agradecido a la ONCE el premio otorgado en la presente edición de sus Premios Solidarios y ha puesto énfasis en la relevancia de la labor que la organización lleva desarrollando en nuestro país desde hace ya 80 años, “un premio irreversible”, ha destacado, que “marca el listón más alto en el escenario de la solidaridad”.

Así lo ha adelantado el presidente del Ejecutivo autonómico tras recibir el Premio Solidario ONCE a la persona física por su impulso a la Ley de Protección y Apoyo a las Personas con Discapacidad, aprobada recientemente por las Cortes autonómicas. Un acto en el que la organización ha reconocido asimismo la labor que desarrollan CERMI Castilla-La Mancha, Cadena SER, la Asociación Parkinson Cuenca y las unidades de Participación Ciudadana de la Policía Nacional en la región.

 

En esta línea, el presidente regional ha hecho hincapié en la principal motivación de la ONCE, la solidaridad, un valor que se sintetiza en “dar lo que la ley no te obliga a dar”, y que se distingue de quien es insolidario y “no reconoce que lo que tiene es compartido”.

 

En un plano más personal, García-Page se ha mostrado emocionado con las palabras introductorias a la concesión del premio que le ha dedicado su hermano, Luis García-Page Sánchez, “las primeras palabras que escucho en un acto público a mi hermano mayor” y a quien le ha agradecido “el mejor resumen de los valores, de los principios, de las coordenadas vitales de mis padres”.

 

Ley de Protección y Apoyo Garantizado para Personas con Discapacidad

 

La Ley de Protección y Apoyo Garantizado para Personas con Discapacidad ofrece el máximo grado de protección de toda Europa a las 36.000 personas mayores de edad con grave discapacidad física, psíquica o sensorial de Castila-La Mancha que tienen limitada su capacidad de decisión.


Gracias al desarrollo de esta normativa autonómica, el Gobierno regional, que destina ya en 2018 más de 5 millones de euros a la materialización de sus objetivos, activará un total de cinco unidades de orientación y apoyo, además de planificar la creación de la Oficina regional de Orientación y Apoyo y el Registro de Planes Personales de Futuro y de crear un total de 480 plazas de atención especializada para personas con discapacidad grave.

 

La Ley de Protección y Apoyo Garantizado para Personas con Discapacidad establece un sistema de planificación y una garantía residencial ante la falta de sus familiares y tutores legales, a través de un plan personal de futuro realizado con el asesoramiento y orientación de un agente de mediación, teniendo en cuenta las preferencias y prioridades de la persona con discapacidad y su familia.