Castilla-La Mancha registró a finales de 2017 un total de 29.000 puestos de trabajo más que en el año anterior

Acercar Disminuir el zoom Imprimir

Al final del año 2017, Castilla-La Mancha contaba con 29.000 puestos de trabajo más que en el año anterior, en lo que supone la segunda mayor subida interanual de la ocupación desde que comenzó la crisis. El paro se redujo en 22.500 personas el año pasado. Por lo que se refiere a los datos trimestrales, el empleo ha crecido en 6.800 personas.


 La consejera de Economía, Empresas y Empleo del Gobierno de Castilla-La Mancha, Patricia Franco, ha hecho una valoración de la Encuesta de Población Activa que hoy ha hecho pública el Instituto Nacional de Estadística (INE) y que pone de manifiesto que desde el inicio de la legislatura, en Castilla-La Mancha hay 78.300 puestos de trabajo más, lo que supone una subida del 11 por, y el paro se ha reducido en 70.100 personas, lo que significa un descenso del 26 por ciento.


Sobre este cuarto trimestre, Patricia Franco ha dicho que se refleja un incremento de personas desempleadas de 15.500, el 61 por ciento mujeres. “Un incremento de paro que se debe, exclusivamente, al fuerte incremento de la población activa que se produce este trimestre (incorporación de personas al mercado de trabajo) es decir, hay 22.300 personas más que quieren trabajar y que tienen expectativas de hacerlo por la buena coyuntura económica, lo que supone una población activa general de 995.600 personas, el 44 por ciento mujeres”, ha explicado.

No se trata por tanto de destrucción de empleo ya que la comunidad autónoma se encuentra ante la segunda mayor subida trimestral de ocupación en un cuarto trimestre desde el año 2006, tras la del año pasado. 

Por provincias, crece la ocupación en Guadalajara (5.000), Albacete (2.000) y Toledo (1.300), mientras que baja en Cuenca (1.300) y Ciudad Real (200).

Valoración interanual

En términos interanuales, en Castilla-La Mancha crecen la ocupación y la actividad. El dinamismo que muestra la creación de empleo en el último año logra absorber el incremento de la población activa y, así, hacer que descienda el número de desempleados y la tasa de paro.

“Estamos ante la segunda mayor subida de ocupación desde que comenzó la crisis, con 29.000 puestos de trabajo creados en 2017, el 46 por ciento para mujeres; y la tercera mayor bajada de paro en la serie histórica en un cuarto trimestre tras las de 2015 y 2016, tanto en valores absolutos como en valores relativos: 22.500 personas desempleadas menos en 2017, el 21 por ciento mujeres”, ha explicado la consejera.

El paro de larga duración, desciende en 21.100 personas en 2017, lo que supone una bajada de más del 16 por ciento en el último año y el 73 por ciento del descenso global en este periodo.

Desde el inicio de la legislatura, Castilla-La Mancha cuenta con 78.300 puestos de trabajo más, lo que supone una subida del 11 por ciento, y el paro se ha reducido en 70.100 personas, lo que significa un descenso del 26 por ciento, habiéndose reducido la tasa de paro en 7,26 puntos, situándose en el 19,74 por ciento.