El archivo-museo dedicado a Ignacio Sánchez Mejías se inaugura el 1 de febrero

Acercar Disminuir el zoom Imprimir

El presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha será el encargado de inaugurar el homenaje al torero polifacético

Manzanares rinde homenaje a Ignacio Sánchez Mejías a partir del mes de febrero con la exposición permanente del Archivo-Museo dedicado a este torero que también fue mecenas, dramaturgo, piloto, jinete, modelo o presidente del Betis, además de estar directamente vinculado con la edad de plata de las letras españolas, la Generación del 27.

El presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, inaugurará este espacio expositivo, tal y como ha confirmado el alcalde de Manzanares, Julián Nieva. A la cita del próximo jueves 1 de febrero también asistirá el presidente de la Diputación de Ciudad Real, así como la familia del propio Sánchez Mejías, autoridades provinciales y autonómicas y representantes del tejido social, cultural y taurino.

La figura del torero cobra de nuevo vida en la Casa Malpica a través de sus cartas personales con personajes como Lorca, quién le dedicó una elegía donde recuerda su muerte “a las cinco de la tarde” -también representada en este museo con tantos relojes parados como veces lo menciona en su poema-, con artículos de prensa, fotografías o enseres personales que han cedido del archivo personal del diestro sus familiares.

“Recuperar la historia” es uno de los objetivos de esta recreación que va más allá del mundo taurino, pues también se presenta como un centro de investigación y lectura vinculado con la cultura, el teatro y la literatura que marcaron su vida y la de otras grandes figuras en España y en todo el mundo.

El museo se distribuye en tres espacios diferenciados: el patio, donde se introduce al visitante al momento, el lugar y el mito, la galería que refleja las diferentes facetas de este personajes y lo ubica en el contexto de La Generación del 27, y el archivo-biblioteca.

A partir de su inauguración, en Manzanares resonarán las campanadas de las fatídicas cinco de la tarde en las que Sánchez Mejías recibió en la localidad una cornada en el muslo, que dos días más tarde le costaría la vida.