Unión de Uniones considera que la sequía sigue siendo un problema grave, a pesar de las últimas lluvias

Acercar Disminuir el zoom Imprimir

La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, junto con algunas de sus organizaciones territoriales como UCCL, entre otras, ante la grave situación de sequía que está atravesando el campo, ha mantenido una reunión en el Ministerio de Agricultura con Gonzalo Eiriz, sudbirector general de Análisis, Prospectiva y Coordinación, y Jose María de Francisco, director de ENESA, para exponer las medidas planteadas por la organización encaminadas a mitigar los problemas de los agricultores y ganaderos derivados de la falta de agua.

   Unión de Uniones quiere poner el foco en que, a pesar de las últimas lluvias y nevadas y el aumento de la reserva hidráulica, éstas han sido escasas y muy localizadas y los efectos ocasionados por la falta de agua ha provocado ya una serie de problemas en muchas cosechas y en la alimentación de ganado y otros efectos que se medirán en la próxima campaña.

La organización y el Ministerio se han mostrado de acuerdo en la importancia de los seguros agrarios. En este sentido, Unión de Uniones ha señalado la necesidad de que esta figura cuente con mayores recursos y mejoras técnicas, entre las que destaca la modalidad de aseguramiento para sequía en cultivos de regadío, opción que Enesa ya estaría estudiando.

No obstante, la organización considera que las medidas propuestas por el Ministerio hasta ahora son del todo insuficientes dada la gravedad de la situación. En materia hidráulica Unión de Uniones ha pedido que se recupere el presupuesto de inversiones reales, que se ha visto reducido en más de un 60% en los últimos años.

El Ministerio ha anunciado que a los decretos de sequía de Júcar, Segura y Duero, se unirá próximamente el de la Cuenca del Guadalquivir, habiendo solicitado la organización que no se excluya de estas normas, que permiten inversiones excepcionales, al Guadiana, en concreto a la parte alta de la Cuenca, afectada igualmente por la sequí y con algunos de sus sistemas y embalses en situación de alerta o emergencia.

Medidas concretas y Ley de Sequía

Unión de Uniones ha pedido que se pongan en marcha los mecanismos permitidos por la Unión Europea y se otorguen las ayudas directas a todos los agricultores y/o ganaderos a título principal para compensar, al menos, parcialmente, los daños causados por la ausencia de precipitaciones en sus explotaciones, incrementando el tope máximo por explotación de 15.000 € que permite la UE, en función de las unidades productivas de superficie o ganado de cada explotación.

 

Asimismo ha solicitado la exención de las cotizaciones a la Seguridad Social, por un período de doce meses, y no moratoria como ha sido publicado mediante la Orden ESS/1006/2017, de 19 de octubre. También ha propuesto la condonación del pago anual del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) y la reducción o exoneración del pago de tarifa de utilización de agua y la correspondiente al canon de regulación, considerándolo un sinsentido en la situación en la que se encuentran muchas explotaciones y cultivos.

 

Igualmente, Unión de Uniones ha señalado que el acceso a los créditos, tal y como están ahora planteados, no ayuda a los que de verdad tienen problemas, al no conceder SAECA los avales necesarios. “Los productores entran en un bucle sin fin y no consiguen nada” – han afirmado miembros de Unión de Uniones – “Se debe cambiar la forma de otorgar estos créditos y préstamos para aquellos que los necesitan. Si tienen que tener dinero para acceder a los préstamos, igual es que tampoco los necesitan” – han explicado.

 

Por otro lado, la organización ha insistido en la necesidad de dotar de presupuestos a la Ley de Sequía que actualmente está en tramitación en el Senado, así como de contemplar medidas concretas para evitar que se convierta en un brindis al sol o una mera declaración de intenciones.

 

En este sentido, Unión de Uniones ya tiene agenda varias reuniones con los grupos parlamentarios para trasladarles éstas y otras propuestas encaminadas a crear una Ley de Sequía que favorezca de verdad al campo y resuelva los problemas de los productores.