Comunicado PSOE Puertollan ante la detención de Joaquín Hermoso

Acercar Disminuir el zoom Imprimir

El PSOE de Puertollano manifiesta su total respeto y colaboración con las actuaciones policiales y judiciales, recuerda que se refiere a hechos de 2011 y que Joaquín Hermoso no es alcalde desde 2013 ni tampoco militante del PSOE

El PSOE de Puertollano quiere manifestar su total respeto y colaboración con las actuaciones judiciales y policiales que está llevando a cabo relativas a las obras del campo de fútbol del Cerrú. 

Unas obras que como recuerdan todas las informaciones publicadas, finalizaron en el año 2011 bajo el mandato de Joaquín Hermoso Murillo, quien dejó de ser alcalde en julio de 2013 y tampoco es militante en cumplimiento escrupuloso con el código ético del Partido Socialista. 

El PSOE de Puertollano quiere manifestar su rechazo absoluto a cualquier acto que pueda ser considerado como corrupción, y reiterar su compromiso claro e ineludible de máxima exigencia de honestidad a todos/as los/as cargos públicos del PSOE. 

Así mismo, el PSOE espera que la investigación se resuelva a la mayor brevedad posible y manifiesta que su objetivo seguirá centrado en trabajar a diario por mejorar la vida de los hombres y mujeres de Puertollano. 

  Recordar que:

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional ha llevado a cabo este miércoles a primera hora una operación por las presuntas irregularidades cometidas en las obras del estadio de fútbol Ciudad de Puertollano. El exalcalde de la ciudad, Joaquín Hermoso, ha sido detenido.

También ha sido detenido el aparejador municipal. Eugenio Ángel Manso es también uno de los investigados.

Los policías están realizando detenciones y registros en el Ayuntamiento de Puertollano y en los domicilios y despachos profesionales de algunos de los investigados. Los agentes de la UDEF de la Policía Nacional buscan documentación relacionada con la contratación para la construcción del estadio de fútbol de Puertollano.

Existen indicios de la posible comisión de delitos de prevaricación administrativa, tráfico de influencias, falsedad documental, fraudes y/o exacciones ilegales, negociaciones y actividades prohibidas a los funcionarios públicos y de los abusos en el ejercicio de su función, cohecho, malversación de caudales públicos y/o blanqueo de capitales.