Los sindicatos reclaman al consejero Ruiz-Molina “que deje de mirarse el ombligo” e informe de la amortización de plazas de la OPE de 2016

Acercar Disminuir el zoom Imprimir

Los sindicatos UGT, CCOO, STAS y CSIF CLM han llevado a cabo hoy en Toledo una concentración con motivo del tercer “martes negro” en la que han dado un nuevo “toque de atención” al consejero de Hacienda y AAPP, Juan Antonio Ruiz-Molina, para que “que deje de mirarse el ombligo” y mire “las necesidades reales de la Administración y sus empleados y empleadas públicos”.


Así lo ha manifestado el secretario del sector Autonómico y Sociosanitario de la federación FeSP UGT de Castilla-La Mancha, Luis Manuel Monforte, que ha denunciado que se están dando “movimientos opacos”, ya que se está ocultando información a los representantes de los trabajadores y trabajadoras sobre la “desdotación económica de plazas de la convocatoria de Empleo Público de 2016”.

Según FeSP UGT, este movimiento busca “no ofertarlas a las incorporaciones de aprobados de la convocatoria de 2016”, lo que está haciendo que al final el número de empleados públicos se reduzca, en una cifra que los sindicatos estiman en casi 180 interinos que estarían afectados por esta situación y podrían perder su empleo.

Por eso Luis Manuel Monforte ha exigido al consejero “que se siente a negociar con los sindicatos”, que “deje de mirar para otro lado” y que “cumpla el acuerdo nacional sobre empleo público”, ya que “a día de hoy Castilla-La Mancha está rodeada de Comunidades autónomas que ya han aplicado este acuerdo o lo están negociando”, entro otros ítems, el de las 35 horas semanales.

“Desde UGT queremos que este “martes negro” se perciba como un toque de atención serio a la Administración, porque ahora es el momento de recuperar los derechos de las empleadas y los empleados públicos de Castilla-La Mancha”, ha concluido el responsable de FeSP UGT CLM.

Además de información sobre la  “desdotación económica de plazas” de la OEP del 2016, los sindicatos han exigido al Gobierno regional que “se facilite la información pertinente sobre la oferta de destinos a los aspirantes aprobados de la OEP de 2016 y que se deje de dar continuidad a una "Orden de Ceses" que consideran “injusta y perjudicial” para la Administración Pública de Castilla-La Mancha, al primar el cese de interinos antes de la ocupación de puestos vacantes dentro de una misma plaza”.

La convocatoria de concentración del próximo “martes negro” tendrá lugar ante la sede de la Dirección General de la Función Pública en la Avda. de Portugal, en Toledo, y será la última antes de la pausa de vacaciones por el periodo estival.