LA PROPUESTA DE MICRO-CONCIERTOS AL AIRE LIBRE POR LA AMC JULIÁN SÁNCHEZ MAROTO QUE MARIDAN MÚSICA, VINO E HISTORIA, VUELVE A CONVOCAR A UN NUTRIDO PÚBLICO

Acercar Disminuir el zoom Imprimir

Una nueva edición de este formato fue llevada a cabo el pasado 7 de julio dentro de los actos en torno al Día Europeo de la Música en algunos de los espacios más representativos de la localidad.


Por segundo año consecutivo, la AMC Julián Sánchez Maroto vuelve a sacar la música a la calle para conmemorar esta efeméride, el Día Europeo de la Música, que se celebra el 21 de junio, pero que debido a la intensa actividad que ha acumulado en las últimas semanas se ha trasladado al sábado 7 de julio.  No hay que olvidar la participación de la banda de la AMC en el multitudinario acto que reunió a casi 1000 músicos celebrado el mismo día de la festividad en Puertollano a iniciativa de la Diputación de Ciudad Real.  

De nuevo, lugares emblemáticos de Manzanares se han convertido en bonitos escenarios para enmarcar este formato de concierto reducido protagonizado por las diferentes cuerdas de la banda. Tomando ese mismo objetivo con el que surgió esta celebración en Francia en el año 1982 y tras su expansión a nivel europeo tres años más tarde, se pretende disfrutar de esta jornada cultural que promueve la diversidad y la mezcla de todo tipo de músicas y de músicos, ya sean más profesionales o aficionados. Fieles a estas premisas, el repertorio no ha podido ser más variado en cuanto a géneros y estilos interpretados por dichos ensembles: pasodobles, repertorio clásico, bandas sonoras, arreglos de temas rockeros, etc., en los que se han mezclado con los componentes más veteranos y habituales de la banda los educandos que forman parte de la formación juvenil y algunos alumnos de la Escuela de Música “Guillermo Calero”. 

Todos estos pequeños conciertos quisieron fomentar ese acercamiento de la música al público sumando el atractivo de degustar los mejores caldos de las bodegas de Manzanares, contribuyendo a potenciar el disfrute multisensorial con esta propuesta.  De esta manera, el primer conjunto en iniciar este tour por algunos de los rincones históricos de la localidad acompañados de sus ricos vinos fue el de los clarinetes en la Plaza del Castillo, bajo el patrocinio de las Bodegas Yuntero. Eduardo Gallego Ballesteros, futuro director artístico de la AMC, fue el responsable del grupo que interpretó “La vida es bella” de Nicola Piovani,  “Por una cabeza” de Carlos Gardel y “Capricho para clarinetes” de Grundman.  La siguiente parada fue en el Pradillo de las Monjas con la interpretación del conjunto de saxofones, dirigidos por Miguel Ángel García Mezcua, donde además de disfrutar de su variado repertorio se pudieron degustar vinos de la Bodega Pago Casa del Blanco. Formó parte de su programa el arreglo de la “Irish Suite” de Eliot del Borgo; dos piezas de Astor Piazzola, “Oblivion” y “Libertango”,  “Winter Wonderland” de Félix Bernard, una versión de “The final counrdown” de Europe  y el pasodoble “Agüero”  de José Franco y Ribate como bis.   

Un nutrido grupo de flautas fue el protagonista de la siguiente actuación, en este caso en la Plaza del Gran Teatro, donde el público asistente pudo probar los vinos de la bodega Isidro Milagro. En la línea de la fusión de estilos y géneros, este ensemble liderado por Nuria Calero y Nieves López interpretó “The arrival of the Queen of Shaba” de Georg Friedrich Händel, el tradicional “Sailor’s horpipe”,  un arreglo de “Bohemian Rhapsody” de Queen, el primer movimiento del Quaratett de Alexandr Tcherepnin (In the churh) y como bis, otro arreglo del conocidísimo “Let it go” de Kristen Anderson – López y Robert López,  de la B.S.O. de Frozen. Pusieron el broche final en el estupendo marco que ofrece la Plaza del Mercado el grupo de metales y percusión, de la mano del actual director artístico de la AMC Pedro Manuel Delegido Calero. En esta última escala, todos los concentrados pudieron catar la oferta de la Vinícola de Castilla y disfrutar de esta fantástica Brass Band que interpretó un “Rondeau” de Jean Joseph Mouret, “Die Meistersinger” de Richard Wagner, “El gato montés” de Manuel Penella, “The James Bond theme” de Monty Norman, “Nessun Dorma” de Giacomo Puccini, “Cartoon Symphony” de Howe, y como bis “My way” de Frank Sinatra. 

Hay que poner en relieve el trabajo y esfuerzo compartido para sacar adelante este proyecto en el que son muchos los colectivos que se han implicado, comenzando por los miembros de la Junta Directiva, cuya capacidad de trabajo y eficiencia siguen dando resultados más que satisfactorios, seguidos por todos los componentes que siguen siendo fieles al compromiso con su banda, a pesar de la intensa agenda que marca últimamente  la actividad de la misma, subrayando especialmente la colaboración de los encargados de organizar cada ensemble. No se puede obviar la labor y apoyo de las familias, otro colectivo con cada vez más presencia y participación.  

La AMC Julián Sánchez Maroto quiere dar las gracias a las administraciones públicas, a las bodegas colaboradoras, y a todos aquellos que hacen posible que proyectos como este culminen de esta manera tan gratificante, sobre todo al cada vez más numeroso público con el que se pudo disfrutar de una experiencia más cercana e íntima. La valoración de esta cita no pudo ser más positiva por parte de los organizadores, alentados una vez más a seguir apostando por dinamizar y diversificar la oferta cultural de Manzanares y su compromiso por acercarse y relacionarse más con su entorno, con las diferentes organizaciones e instituciones y con sus gentes. Por ello, les emplaza a seguir acompañando a su banda en los próximos actos de feria en los que actuará en sus tradicionales conciertos el jueves y lunes por la noche, la diana y los festejos taurinos.