El Banco de Alimentos de Ciudad Real dona la comida a los campamentos solidarios de verano

Acercar Disminuir el zoom Imprimir

Las Monjas de la Inmaculada y la Iglesia de San Pedro de la capital provincial han organizado un año más varias convivencias para que los menores se distraigan y disfruten de la naturaleza durante sus vacaciones.

BANCO DE ALIMENTOS.  Los campamentos de verano de las Monjas de la Inmaculada y el que organiza la Iglesia de San Pedro de Ciudad Real contarán este 2018 con la ayuda del Banco de Alimentos de la provincia.

La Institución solidaria ha preparado un menú basado en la dieta mediterránea para que los niños y adolescentes puedan tener fuerzas durante toda la propuesta de actividades que van a vivir.

Deporte, aventura, compañerismo y diversión, serán los protagonistas de un verano pensado para los casi 200 pequeños que estarán presentes. Para ello, el presidente del Banco de Alimentos, Segundo Alcázar, ha puesto en valor “la aportación de la ciudadanía y el tejido empresarial ciudadrealeño, gracias a los cuales podemos ofrecerles estos alimentos”.

En ambos campamentos estará además presente el propio Alcázar, para tener un encuentro con los niños sobre su presente y su futuro.