Proteger a los niños refugiados y migrantes debe ser una prioridad para la Unión Europea

Acercar Disminuir el zoom Imprimir

“Ante las próximas reuniones del Consejo Europeo sobre asilo y migración, UNICEF insta a todos los líderes a priorizar la protección de los niños, independientemente de la situación migratoria de sus padres.

 Cualquier nueva política migratoria de la UE debe considerar la necesidad fundamental de proporcionar pasajes seguros y vías regulares para los niños refugiados y migrantes y sus familias, así como un acceso puntual a los procesos de asilo y reasentamiento, y a los servicios de reunificación familiar.

 Aunque los procedimientos de asilo de tramitación rápida podrían beneficiar a los niños, es fundamental contar con ayudas legales, mecanismos de recurso y otras garantías. Asimismo, los servicios de salud, educación y protección deberían ser completamente accesibles.

 Ningún niño debería ser llevado a un centro de detención debido a su estatus migratorio. La detención, aunque sea por un corto periodo, puede tener un efecto devastador en la salud mental de un niño, en su bienestar y en su desarrollo.

 Hay alternativas a la detención –como el acogimiento, una vida independiente supervisada o instalaciones para familias comunitarias- y han demostrado ser efectivas.

 Los estados miembros tienen la obligación de proteger los derechos de todos los niños según la Convención sobre los Derechos del Niño.

 UNICEF continúa listo para apoyar a la UE en sus esfuerzos para proteger y promover los derechos de cada niño”.