Los sindicatos de Correos en Castilla-La Mancha no descartan la huelga general en noviembre si el nuevo Gobierno de España no les escucha

Acercar Disminuir el zoom Imprimir

El secretario provincial de FeSP UGT Toledo, Carlos de la Torre ha asegurado que los sindicatos de Correos no descarta “iniciar en noviembre una huelga en Castilla-La Mancha si el Gobierno de España no les escucha” y frena la precarización de las condiciones laborales, aumenta el presupuesto, “aprueba el Convenio Colectivo y un Plan Estratégico de Correos y garantiza el Servicio Público en rincones de la región con menos población”.

 

Delegados y delegadas de los cuatro sindicatos de Correos en unidad de acción, UGT, CCOO, CSIF y Sindicato Libre, se han concentrado ante la oficina postal principal de la provincia de Toledo, con el lema “Por un correo público y de calidad”, dentro de unas movilizaciones convocadas en las cinco capitales de Castilla-La Mancha, tras las que no descartan un aumento de la presión en la calle, tras los 100 días que se merece este nuevo Gobierno.

El secretario de FeSP UGT en Correos Toledo, Carlos de la Torre, ha exigido que el Gobierno obligue a la dirección de la empresa a aprobar un Plan Estratégico, en una empresa con 55.000 trabajadores, con implantación nacional y muchos competidores, que apoyaremos los sindicatos, que no quieren aprobar, por lo que llegamos a pensar que quieren privatizar, desmantelar Correos”.

Para el responsable de FeSP UGT en Correos de Toledo el Gobierno maltrata a Correos, “llevamos ya varios años, esperemos, hay que dejar 100 días al nuevo Gobierno a ver si cambia de posición, pero si no cambia pensamos tomar decisiones más drásticas, como una huelga general en noviembre y diciembre, por el tema de las compras, para ver si hacemos más presión”.