Castilla-La Mancha trabajará también desde la Presidencia de la AREV por el papel fundamental del vino en las negociaciones de la nueva PAC

Acercar Disminuir el zoom Imprimir

Castilla-La Mancha se marca como “el mayor reto” tras la reelección hoy del presidente regional, Emiliano García-Page, como presidente de la Asamblea de Regiones Europeas Vitícolas (AREV), trabajar para que en las negociaciones de la reforma de la Política Agrícola Común (PAC) para el periodo 2021-2027 se “refleje bien el papel del vino”.

Así lo ha puesto de manifiesto el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, durante la Asamblea de la AREV en la localidad austriaca de Hainburg an der Donau, donde ha estado acompañando al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, que ha sido elegido como presidente hasta el año 2020, en un congreso en el que, además, se celebran los 30 años de la creación de esta institución.

Martínez Arroyo ha destacado que, unido a que el papel del vino quede perfectamente reflejado en la nueva PAC, hay que “cuidar” otras cuestiones de importancia para el sector que “para nosotros son fundamentales”, como son el etiquetado de los productos que finalmente llegan a los consumidores.

Durante sus declaraciones a los medios de comunicación, el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, ha realizado un balance positivo de este último año en el que Castilla-La Mancha ha ostentado la Presidencia la AREV en un momento “en el que se encontraba en una situación de mucha dificultad” y ante la cual “Castilla-La Mancha arrimó el hombro en un momento en el que era más necesario que nunca”.

“El presidente Emiliano García-Page ha hecho una labor muy importante de difusión de los valores de la AREV en otras regiones”, ha explicado Martínez Arroyo quien ha destacado, también, que en estos últimos meses se han conseguido tres nuevas incorporaciones a la Asamblea de Regiones Europeas Vitícolas, una de ellas española, como es la Comunidad Valenciana. En esta línea, ha adelantado, se va a seguir trabajando en los próximos dos años.

Además, uno de los logros de este último año, ha pasado porque la AREV cuente ya con su sede en Bruselas que es, ha recodado, “donde están las instituciones europeas” y más sentido tiene una institución como ésta.

Sobre la reforma de la PAC, Martínez Arroyo se ha mostrado convencido de que habrá “más interlocución” gracias al nuevo Gobierno a nivel nacional y ha recordado la postura de Castilla-La Mancha ante este nuevo escenario que se plantea en Bruselas con la PAC, donde la región ya presentó un documento de posicionamiento tanto al anterior Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente el cual fue remitido al propio comisario europeo de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan.

“Lo importante es anticiparse a los debates”. ha resaltado Martínez Arroyo quien ha dicho que ahora se tiene la “posibilidad de “consensuar una posición y garantizar a los agricultores y ganaderos el mismo presupuesto que se ha tenido hasta el momento”, porque es fundamental para el sector.