Dos funcionarios de Herrera de la Mancha agredidos por un interno

Acercar Disminuir el zoom Imprimir

Dos funcionarios de la prisión de Herrera de la Mancha resultaron heridos de consideración, en el día de ayer, tras ser agredidos por un interno que les causó cortes profundos en cara y cuello, recibiendo golpes de diferente consideración, lo que provocó que tuvieran que ser atendidos en el hospital de referencia.

 La agresión se produjo  en el módulo 1 sobre las 19,45 horas, momento en el que el interno, que estaba en el patio del módulo, comenzó a gritar e insultar al conjunto de internos, encontrándose muy exaltado y fuera de sí. El funcionario de servicio al ver la actitud del interno y que podía originar un altercado con el conjunto de la población interna, se lo llevó a otro sitio para intentar que depusiera en su actitud. Sin embargo, el interno se puso más violento comenzando a insultar gravemente al funcionario, produciéndose a continuación una agresión física, “pisó al funcionario, propinando golpes en todo el cuerpo, llegando a romper la camisa del mismo”. El otro funcionario al intentar reducir al interno, también sufrió una agresión física que le provocó cortes profundos en cuello y cara. Gracias a la rápida intervención del conjunto de compañeros de otros módulos, así como por inmediata atención médica recibida las consecuencias no han sido de mayor gravedad.

Las diferentes organizaciones sindicales CCOO, ACAIP, UGT, APFP Y CSIF, quieren denunciar el elevado número de las agresiones, una media de una ataque diario con resultado de lesiones, que se sufren en los diferentes Centros Penitenciarios, al igual que la descrita en el C.P de Herrera de la Mancha, debido al déficit estructural que sufren las plantillas en Instituciones Penitenciarias.

 En concreto en el Centro Penitenciario de Herrera de la Mancha, el déficit de personal se sitúa en  un 15% de una Relación de Puestos de trabajo (RPT) que además está infravalorada. Además en época de vacaciones, en la que también se puede producir alguna baja por enfermedad, la situación llega a ser crítica, ya que a diferencia de otros colectivos esas plazas no se cubren por personal funcionario interino. Además Herrera de la Mancha cuenta con un media de edad de 55 años, funcionarios que pueden acogerse a segunda actividad o jubilarse, y cuyas plazas no se están cubriendo.

 Para las organizaciones sindicales CCOO, UGT, ACAIP, APFP Y CSIF, las agresiones en prisiones pueden evitarse si se cuenta con medios suficientes y son abordadas desde la perspectiva de la prevención de riesgos laborales. Por este motivo, según han manifestado, una vez más queda constatado que debe aprobarse sin más premura el PEAFA, Protocolo Específica de Actuación Frente a las Agresiones, para reconocer a los funcionarios de forma explícita la condición de agente de la autoridad, dando respuesta al colectivo de trabajadores penitenciarios que han sufrido más de 2200 agresiones en los últimos seis años. Precisamente en el día de hoy tiene lugar el debate sobre la modificación de la Ley Orgánica General Penitenciaria en el Congreso de los Diputados, para reconocer la condición de agente de la autoridad a los funcionarios de los cuerpos penitenciarios en el ejercicio de su cargo.

 Asimismo reclaman que se ponga pronta solución a la falta de personal y a la escasez de medios de protección adecuados, demandando medidas activas urgentes así como una oferta de empleo público suficiente, que garantice unas condiciones laborales dignas que ayuden a evitar agresiones como la producida en Herrera de la Mancha. De lo contrario, la situación se irá agravando pudiendo llegar a ser irreparable.