Las trabajadoras de la contrata de DHL ‘Gestipack’ se manifiestan en Toledo para reclamar apoyo institucional contra la discriminación de genero

Acercar Disminuir el zoom Imprimir

Las trabajadoras de la empresa Gestipack, contrata de DHL dedicada al manipulado de mercancías en el centro de la multinacional logística en Ontígola, han trasladado hoy sus movilizaciones en defensa de sus puestos de trabajo y sus derechos a la ciudad de Toledo, donde se han manifestado esta mañana desde la delegación de Empleo del Gobierno regional hasta la sede del Jurado Arbitral.

 Su empresario y el comité de empresa se habían citado hoy en la sede del Jurado Arbitral en Toledo para celebrar allí la última reunión del periodo de consultas del Expediente de Regulación de Empleo promovido por Gestipack para extinguir todos los contratos de la plantilla, integrada en la actualidad por 64 personas, todas mujeres salvo dos hombres. Previamente, Gestipack ya despidió a otras 22 trabajadoras.

 El empresario ha rechazado todas las propuestas sindicales, pero ha aceptado prolongar las consultas durante dos semanas más.

 La pretensión de Gestipack de deshacerse de toda la plantilla tiene su origen en la actuación de la Inspección de Trabajo contra esta empresa, iniciada cuando CCOO denunció que estaba pagando a sus trabajadoras un salario por debajo del establecido en el convenio colectivo de aplicación, recortando sus derechos e incurriendo en fraude a la seguridad social. Las deudas salariales y con la Seguridad Social ascendían ya a unos 900.000 euros.

 Cuando la Inspección comprobó la actuación fraudulenta de Gestipack y ordenó a la empresa atenerse al convenio colectivo de Logística y Transporte de mercancías de la provincia de Toledo, el empresario decidió despedir a toda la plantilla mientras la empresa principal (DHL) optaba por cambiar contratas.

 “Es llamativo cómo un supuesto empresario y una multinacional se aprovechan de la situación de necesidad de decenas de mujeres para montarse un negocio que deja de interesarles cuando la Inspección de obliga a cumplir el convenio. Cuando no pueden seguir explotando a las trabajadoras es cuando llegan el ERE y los despidos”, denunció el secretario general de CCOO-Toledo, José Luis Arroyo.

 “Lo que estaba ocurriendo en Gestipack/DHL es un ejemplo palmario de la discriminación laboral y salarial que sufren las mujeres en nuestro país; de la brecha de género que hay que erradicar de nuestro mercado de trabajo”, recalcó Arroyo.

 “Instamos a la contrata y a la empresa principal a asumir su responsabilidad laboral y social; reclamamos una vez más el amparo de la Inspección de Trabajo e instamos a las administraciones públicas y a los partidos políticos a posicionarse en este asunto. Si quieren pasar de la denuncia retórica de la brecha de género a la práctica, aquí tienen la oportunidad”