Los funcionarios de la JCCM en Albacete se movilizan contra la externalización parcial del Servicio de Vivienda de la consejería de Fomento

Acercar Disminuir el zoom Imprimir

Los miembros de la Junta de Personal Funcionario de la Junta de Comunidades en Albacete se han concentrado esta mañana ante la delegación de la consejería de Fomento para denunciar la externalización parcial de su servicio de Vivienda y para exigir que cesen las privatizaciones de funciones que corresponden al personal público.

“La consejería de Fomento acaba de adjudicar a Tragsatec la realización de tareas propias del Servicio de Vivienda que deberían ser desempeñadas por funcionarios de esta Consejería”, denunció la presidenta de la Junta de Personal, Carmen Juste.

Fomento destinará casi cuatro millones de euros a esta contrata, por los   servicios que el personal que contrate Tragsatec realizará en las cinco direcciones provinciales de la Consejería de Fomento.

“Tareas administrativas que deberían ser realizadas por personal funcionario de la Junta de Comunidades son encomendadas a personal de una empresa mediante adjudicación directa, sin ni siquiera concurso público. La Consejería de Fomento está ninguneando y menospreciando el trabajo de sus propios funcionarios de la Junta de Comunidades que tiene a su disposición”, señaló Juste.

En opinión de la Junta de Personal, la Junta de Comunidades, en materia de personal, tiene herramientas más que de sobra para que estas tareas sean desempeñadas mediante sus funcionarios, dotando presupuestariamente las plazas necesarias para la realización de estas tareas.  Así podría nombrar funcionarios interinos, ofertar estos puestos mediante comisiones de servicio a otros funcionarios de otras direcciones provinciales o mediante atribución de funciones.

Carmen Juste, ha manifestado que además “se da la circunstancia de que mientras que cientos de funcionarios de la Junta de Comunidades se tienen que desplazar diariamente a otras localidades de la provincia y de la región, la Administración privatiza una parte del Servicio de la Vivienda en la ciudad de Albacete, que tendría que ser desempeñado por personal funcionario”.

La junta de personal ha denunciado que “esta externalización de las tareas que deben desempeñar los funcionarios de la Consejería de Fomento no es nueva, ya que la oficina anti desahucios también se encuentra privatizada y sus funciones son desempeñadas por personal de Tragsatec”.