Laura Iñigo (UGT CLM): “Es hora de repartir la riqueza con subidas salariales de al menos el 3% durante 2018 y así recuperar poder adquisitivo”

Acercar Disminuir el zoom Imprimir

“Es tiempo de derogar la reforma laboral de 2012 y repartir la riqueza que se genera a través de incrementos salariales en la negociación colectiva”. Así se ha expresado la secretaria de Organización y Portavoz de UGT CLM, Laura Íñigo, tras conocer que Castilla-La Mancha ha sido, junto con Galicia, donde mayor tasa anual de incremento de precios al consumo (IPC) se ha experimentado, con un 1,2% en abril.

 


​Los datos de IPC correspondientes al mes de abril, publicados hoy por el INE, muestran que los precios de consumo han subido en Castilla-La Mancha el 1 por ciento en abril con respecto al mes anterior, lo que deja la inflación interanual en el 1,2 por ciento, siendo el el de vestido y calzado, con un alza del 10,4 % el grupo en el que más subieron los precios en abril, respecto a marzo en la región, mientras bajaron únicamente en ocio y cultura, con el -1 %.

Laura Iñigo ha recordado que también se publicó el mes pasado el dato adelantado de la Contabilidad Nacional Trimestral correspondiente al primer trimestre de 2018, que refleja que la economía ha crecido un 2,9% en tasa interanual. Mientras que el 26 de abril conocíamos los datos de empleo del primer trimestre de 2018, con un crecimiento del desempleo, a pesar de que la Semana Santa ha caído este año en marzo.

Para la responsable de UGT CLM, “la reforma laboral, además de extender la precariedad e incrementar la desigualdad en el mercado de trabajo, ha provocado una devaluación salarial que ha supuesto que los salarios hayan perdido poder adquisitivo (más de siete puntos desde 2008), y más los más bajos (un 15%) y que ha volcado la correlación de fuerzas, dejando a los trabajadores en inferioridad en la negociación colectiva”.

Esa reforma “es la culpable también de que el crecimiento no se esté repartiendo debidamente, mientras los trabajadores están viendo reducirse sus salarios, sus pensiones y sus prestaciones, los empresarios se han recuperado con creces: ganan 37.000 millones más que en 2008 (pero invierten menos), mientras la remuneración de los asalariados se sitúa en 10.000 millones menos”, ha recordado Laura Iñigo.

“Por eso 2018 tiene que ser el año del reparto equitativo de la riqueza y las direcciones de las empresas, que hoy están ganando mucho, no pueden continuar oponiéndose a un reparto más equilibrado del crecimiento” ha añadido la responsable de UGT CLM, para quien “mejorar el poder adquisitivo de los salarios es fundamental para garantizar la sostenibilidad en el tiempo del crecimiento económico, además de ser imprescindible para reducir las desigualdades sociales y la pobreza”.

Por eso, UGT reclama en la negociación colectiva “salarios mínimos de 1.000 euros al mes en cada convenio, impulsando el crecimiento de los salarios más bajos, algo que no parece que sea una barbaridad y la patronal lo sabe”, ha recalcado Laura Iñigo.

A su vez, “el 1,6% es el incremento mínimo que deben tener los salarios en 2018, porque no es posible que en una situación como la actual, con crecimiento económico por cuarto año consecutivo y con las empresas obteniendo más beneficios que al final de la anterior etapa expansiva, los salarios no participen de esa mejoría”, por lo que “a ese 1,6% se le deben sumar la productividad real que generan los trabajadores y las trabajadoras en las empresas, y un aumento adicional –que UGT estima en 1,5 puntos- para ir compensando la pérdida de poder adquisitivo acumulada de manera gradual”, según la responsable de UGT CLM.

Además, “el sindicato apuesta por introducir cláusulas de garantía salarial, que preserven el poder adquisitivo negociado de las posibles variaciones de los precios”, en tanto que en el sector público exige “que se incrementen las rentas, tanto los salarios de los empleados públicos, como las prestaciones sociales y las pensiones, porque el crecimiento tiene que llegar de una vez por todas a las familias”, ha asegurado Laura Iñigo.

Para concluir, la portavoz ha asegurado que “UGT CLM mantendrá vivo el proceso de movilizaciones para exigir lo que, en justicia, corresponde a los trabajadores y que reclaman, tal como empresarios y Gobierno proponen, de manera escalonada. De ahí el 1,5% de recuperación de poder adquisitivo para este año, y no los siete puntos y medio que se han perdido desde 2008”