UPA VALORA QUE LAS CORTES DE CLM RECHACEN EL RECORTE DE LA PAC

Acercar Disminuir el zoom Imprimir

El secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Castilla-La Mancha Julián Morcillo, ha agradecido el compromiso de los partidos políticos con representación en las Cortes de la región, que ayer escenificaron la unión y oposición ante el recorte que la Unión Europea plantea en la Política Agrícola Comunitaria; un recorte que para el periodo 2021-27 supondrá para España una reducción de casi el 18% en el presupuesto destinado a subvenciones agrícolas y ganaderas, con respecto al que maneja en la actualidad (2014-20).

De las declaraciones de la Ministra de Agricultura se desprende que el gobierno español dará por bueno el nuevo presupuesto, sin cuestionar ni oponerse al recorte. Esta redución supondría un serio abandono del sector agroalimentario de Castilla-La Mancha y así, desde UPA se exige al gobierno de España que, tal y como exigen desde todos los grupos políticos de la región, se tome una postura más seria en defensa del campo castellano-manchego, algo similar a lo que está haciendo el gobierno francés de Macron.

La decisión de los partidos políticos representados en las Cortes de Castilla-La Mancha suponen un toque de atención al gobierno central y al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. Un toque de atención porque “lo que pretende la Comisión Europea con la PAC es imposible. No podemos hacer milagros. Si queremos un sector competitivo, si queremos mantener las zonas rurales, que nos digan cómo vamos a producir más alimentos, más variados y sostenibles, a precios bajísimos, cada vez con menos ayudas”, insiste el secretario general de UPA Castilla-La Mancha.

Desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Castilla-La Mancha se viene advirtiendo desde hace muchos meses sobre los temores que producen ciertas situaciones en la Unión Europea, como el Brexit. Pero lo que llama la atención, según la organización agraria, es que se ajusten los gastos de la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea o de la protección de fronteras frente a la inmigración, recortando la partida de la política agraria comunitaria. Se trata de algo inadmisible en el sector más importante de la región y sin duda del resto de países comunitarios.

Así, desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Castilla-La Mancha se exige a la Ministra de Agricultura más implicación y compromiso con el sector, que se refuerce la postura de España a nivel comunitario y se demande una PAC fuerte con el presupuesto adecuado para el futuro del campo español y castellano-manchego; pues otra opción no haría sino abocarlo a una muerte lenta.

Finalmente desde la UPA recuerdan que la PAC no es una política para los agricultores, sino para toda la sociedad, pues permite que todos los ciudadanos disfruten de los alimentos más sanos, más variados, más seguros y de más calidad del mundo. Y para que pueda seguir cumpliendo sus objetivos debe tener un presupuesto fuerte y unos objetivos claros.