La tasa de criminalidad en Castilla-La Mancha se sitúa 12,5 puntos por debajo de la media nacional

Acercar Disminuir el zoom Imprimir

El Balance de Criminalidad publicado hoy por el Ministerio de Interior, correspondiente al primer trimestre de 2018, arroja que el total de las infracciones penales registradas en la región conduce a que la tasa de criminalidad resultante se encuentre en 31,6 delitos por cada mil habitantes, 12,5 puntos menos que la media nacional que se sitúa en 44,1 delitos por cada mil habitantes, tal y como ha avanzado el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio, en Talavera de la Reina (Toledo) antes de copresidir la Junta Local de Seguridad con motivo de las próximas Ferias de San Isidro.

Estas cifras sitúan la tasa de criminalidad en la región en 31,6 delitos por cada mil habitantes de enero a marzo de 2018, frente a 31,5 delitos por cada mil habitantes en el mismo periodo de 2017.

De los indicadores de seguridad se desprende que, entre enero y marzo de 2018, se ha producido un descenso de los asesinatos y homicidios dolosos en un 40%, mientras que los asesinatos y homicidios dolosos consumados registran una bajada del 62,5%. Por su parte,  los robos con fuerzas en cosas descienden un 3,9%, los robos con violencia o intimidación un 16,5%, así como los hurtos disminuyen un 5,2%.

El balance de criminalidad contempla igualmente una bajada de hasta un 25,1% en los robos en explotaciones agrícolas o ganaderas de la región  en el primer trimestre de 2018 respecto al mismo periodo de 2017.

Por provincias

En Albacete, la tasa de criminalidad en la provincia se sitúa en 29,9 delitos por mil habitantes, destacando el descenso de los robos con fuerza en cosas en un 9,7%, los robos con fuerza en domicilios en un 8,3%, mientras que los robos con violencia o intimidación registran una bajada del 13,2%, y de los hurtos en un 8,4%. Por su parte, las sustracciones en explotaciones agrícolas o ganaderas descienden en la provincia en un 16,1%.

En la provincia de Ciudad Real la tasa de criminalidad desciende a 23,7 delitos por mil habitantes, frente a los 24,5 del mismo periodo en 2017. Destacan las bajadas en un 16,7% de los asesinatos y homicidios dolosos y en un 100% de los asesinatos y homicidios dolosos consumados, así como la disminución en un 27,5% los robos con fuerza en cosas, en un 26,6% en los robos con fuerza en domicilios, y los hurtos en un 16,3%. Las sustracciones en explotaciones agrícolas y ganaderas registran una bajada del 21,5% con respecto al mismo periodo de 2017.

En Cuenca, la tasa de criminalidad en la provincia se sitúa en 28,5 delitos por mil habitantes, frente a 28,8 delitos por mil habitantes respecto al mismo periodo de 2017, observándose un descenso del 33,3% de las agresiones sexuales, mientras que en los robos con fuerza en cosas descienden en un 21,6%,los robos con fuerza en domicilios en un 31,9%, así como los hurtos en un 19,7%. Las sustracciones en explotaciones agrícolas y ganaderas disminuyen en un 39,3%.

La tasa de criminalidad en la provincia de Guadalajara se sitúa en 35,8 delitos por cada mil habitantes, registrándose en este primer trimestre del año una bajada del 100% en los asesinatos y homicidios dolosos,de un 22,4% en los robos con violencia o intimidación, de un 100% los robos con violencia en domicilios y un descenso del 29,4% en las sustracciones en explotaciones agrícolas.

En Toledo, la tasa de criminalidad en la provincia se sitúa en 37,6 delitos por mil habitantes, destacando el descenso de los asesinatos y homicidios dolosos en un 66,7%, así como la disminución en un 33,3% de los asesinatos y homicidios dolosos consumados, en un 25,7% de los robos con violencia e intimidación, y de los hurtos en un 1,4%. Asimismo los robos en el campo registran una bajada del 25,7% en el primer trimestre del año.