Las ONG de infancia reclaman una ley PARA ERRADICAR LA VIOLENCIA CONTRA niños y niñas

Acercar Disminuir el zoom Imprimir

La Alianza para Erradicar la Violencia contra la Infancia reclama que se apruebe una Ley Orgánica para proteger a niños y niñas antes de que termine la presente legislatura. La alianza está integrada por Aldeas Infantiles SOS, Educo, Plan International, Save The Children, Unicef Comité Español y World Vision; y cuenta con el apoyo de la Plataforma de la Infancia. Las ONG exigen protocolos contra la violencia en todos los colegios, prescripción más larga para los delitos sexuales contra menores y medidas específicas para proteger a las niñas y a otros colectivos vulnerables. El 48% de los niños y niñas consideran la escuela un espacio “inseguro” y más de la mitad de los casos de violencia familiar (el 67,66%) los sufren las niñas.

 

 

 


 

       La Alianza para Erradicar la Violencia contra la Infancia ha reclamado al Gobierno que se den los pasos necesarios para aprobar una Ley Orgánica para proteger a niños y niñas ante todos los tipos de violencia antes de que finalice la presente legislatura. La petición ha sido hecha a través de una carta remitida a la ministra de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, acompañada de un documento con análisis y recomendaciones para que sean tenidas en cuenta al elaborar dicha Ley.

La alianza, integrada por Aldeas Infantiles SOS, Educo, Plan International, Save The Children, UNICEF Comité Español, World Vision; cuenta con el apoyo de la Plataforma de la Infancia. Su misión es conseguir que se cumplan los  Objetivos de Desarrollo Sostenible relacionados con la erradicación de cualquier tipo de violencia contra la infancia y sus acciones van en línea con las promovidas por la Global Partnership to End violence Against Children, iniciativa internacional a la que ya pertenecen estas ONG y fundaciones españolas. Este llamamiento colectivo para que se apruebe la Ley Orgánica es la primera acción de la Alianza en España, cuyo objetivo es trabajar para la erradicación de toda violencia contra la infancia y dar a conocer la situación de violencia que viven niños y niñas en España y en el mundo.

El documento remitido al Gobierno ofrece datos alarmantes sobre la violencia que sufren millones de niños y niñas en todo el mundo: 250 millones de menores (6 de cada 10) sufren algún tipo de castigo físico, cada año tres millones de niñas y adolescentes sufren mutilación genital, y casi 130 millones de estudiantes de entre 13 y 15 años (más de 1 de cada 3) sufren acoso escolar.

  Los datos también son muy preocupantes si nos ceñimos a España:

·         En 2016 se registraron 37.495 denuncias por delitos violentos contra niños.

·         Entre 2012 y 2016 fallecieron más de 100 niños y niñas por causas violentas.

·         La violencia afecta de manera muy especial a las niñas, que fueron víctimas en un 67,66% de los casos de violencia familiar en 2016 (3.737 casos de violencia familiar hacia niñas, frente a 1.786 casos de violencia hacia los niños).

·         El 48% de los niños y niñas en España perciben la escuela como un espacio inseguro, donde están expuestos a sufrir malos tratos, abusos físicos o emocionales. Un 9,3% del alumnado considera que ha sufrido acoso en los últimos dos meses y un  6,9% se considera víctima de ciberacoso.

El documento incluye recomendaciones concretas para incorporar a la Ley para Erradicar la Violencia contra la Infancia:

 

1)         Elaborar e implementar campañas públicas de sensibilización.

2)         Formar en prevención y detección de la violencia a los profesionales que trabajan habitualmente con menores.

3)         Programas específicos para abordar en los centros escolares la prevención, detección y actuación ante cualquier caso de violencia .

4)         Coordinar los servicios sociales de las distintas administraciones para atender adecuadamente a niñas, niños y adolescentes víctimas de violencia.

5)         Dotar a las niñas, niños y adolescentes de espacios seguros cuando no están en casa o en la escuela.

6)         Modificar la prescripción de delitos sexuales contra la infancia, contando a partir de que la víctima cumpla 30 años y no a partir de los 18 como hasta ahora.

7)         Adaptar el sistema de justicia a las necesidades niños y niñas, para evitar que el proceso judicial los vuelva a victimizar.

8)         Desarrollar medidas concretas para proteger a las niñas, el colectivo que más sufre la violencia, en concreto frente a agresiones como la explotación sexual, el matrimonio infantil o la mutilación genital. 

9)         Protección especial a otros grupos especialmente vulnerables, como los y las menores con discapacidad; privados de cuidado parental o en riesgo de perderlo, menores extranjeros/as no acompañados/as, colectivo LGTBI o los niños y niñas de familias en situación de riesgo y/o tutelados por la administración.

10)      Diseño y puesta en marcha de un sistema para obtener datos desagregados por sexo y edad que proporcionen una base firme para elaborar políticas basadas en evidencias.  

 

La Alianza para Erradicar la Violencia contra la Infancia considera que todas estas medidas deberían formar parte de la futura Ley y que dicha norma debe ser dotada de los recursos necesarios para coordinar a los actores implicados en la vida de los niños y las niñas, de manera que toda la sociedad pueda trabajar unida para erradicar cualquier forma de violencia contra la infancia.