Profesionales de Urgencias, Emergencias y Transporte Sanitario de Guadalajara forman a alumnos de Bachillerato en técnicas de RCP y manejo de desfibriladores

Acercar Disminuir el zoom Imprimir

Trece profesionales de la UVI móvil de Guadalajara, perteneciente a la Gerencia de Urgencias, Emergencias y Transporte Sanitario (GUETS) del SESCAM, han impartido una jornada formativa dirigida a unos 200 alumnos de primero y segundo de Bachillerato del Instituto de Enseñanza Secundaria Castilla, de la capital alcarreña.

La actividad, solicitada por el propio centro, ha consistido en enseñar reanimación cardiopulmonar (RCP) y manejo de desfibrilador. Para ello, médicos, personal de Enfermería y técnicos sanitarios de la UVI móvil de Guadalajara han programado una jornada en la que, durante seis horas, han formado a alumnos y profesores en estas maniobras y también han planteado simulacros de actuación ante atentado terrorista o en caso de tiroteo en un instituto. 

Como ha indicado la coordinadora médico de la UVI móvil de Guadalajara, Carmen Campos, se les ha formado para actuar ante un paciente que no respira, de modo que cuando llegue la asistencia profesional haya más posibilidades de salvar la vida a la persona y procurar que no le queden secuelas o éstas sean las menores posibles.

“Una vez se identifica una parada cardiorrespiratoria, si el protocolo de RCP se inicia en menos de cuatro minutos la supervivencia del paciente aumenta en un 50 a 60 por ciento, y si además procedemos al manejo temprano de un desfibrilador la supervivencia puede aumentar hasta el 70 por ciento”, ha señalado.

Por otra parte, se ha desplazado al centro una UVI móvil de reserva para que los alumnos pudieran conocer cómo es y cómo se desarrolla la actividad profesional dentro de una ambulancia,  mostrándoles los dispositivos de electromedicina y el trabajo que se realiza en la misma.

Respecto a la actuación en caso de atentado o ataque, se ha expuesto a los alumnos las opciones con las que cuentan, “huir, ocultarse o enfrentarnos a la amenaza, y cómo escoger la más adecuada en función de la ubicación y las circunstancias que tenemos alrededor”, explicaba el técnico de la UVI móvil Carlos Javier Rasero, que ha insistido en la importancia de que, en momentos de estrés y caos, hay que ser capaz de “mantener la calma y pensar”.

La GUETS ha facilitado los recursos necesarios para llevar a cabo la actividad, impartida de forma voluntaria y altruista por los profesionales desde la convicción de que “los alumnos de estas edades son los más receptivos y contribuyen a extender en su entorno la importancia de conocer las maniobras de reanimación cardiopulmonar porque en un momento dado, literalmente, puedes salvar una vida”, ha señalado Carmen Campos, quien ha valorado el afán por la formación y la implicación de los compañeros para realizar esta actividad.

Por su parte, la directora médico de la GUETS, Cristina Carriedo, ha expresado su satisfacción por poder atender a la petición formulada por el AMPA y la dirección del centro educativo. “En la región ya se han dado casos de estudiantes que han sufrido una parada cardiorrespiratoria en el instituto y sus propios compañeros han iniciado inmediatamente maniobras de RCP”, ha señalado.

Actividad UVI móvil Guadalajara

La UVI móvil de Guadalajara es la unidad medicalizada con mayor número de avisos al año, no sólo en la provincia sino también en la región, y el número de avisos atendidos viene aumentando año tras año.

Dicho servicio fue activado en 1.959 ocasiones a lo largo del pasado año 2017. Se trata de uno de los recursos de transporte medicalizados terrestres que la Gerencia de Urgencias, Emergencias y Transporte Sanitario del SESCAM pone a disposición de los usuarios en la provincia de Guadalajara. De las activaciones efectuadas el pasado año, ha explicado Rubén Viejo, encargado de la estadística e investigación de la Unidad, 565 fueron emergencias y 1.185 urgencias, además de actuaciones preventivas.

Esta Unidad da cobertura a casi el 60 por ciento de la población de la provincia, y de las atenciones realizadas, el 56,1 por ciento fueron en domicilios de la capital alcarreña. En este sentido, señala Rubén Viejo, el 54,5 por ciento de las personas atendidas eran varones y la media de edad fue de 57,9 años, siendo el principal motivo de las activaciones la demanda de asistencia por patología médica aguda.

En concreto, entre las emergencias atendidas el pasado año por la UVI móvil de Guadalajara destacan 59 infartos de miocardio, 54 infartos cerebrales (ICTUS) o hemorragias cerebrales, 30 paradas cardiorrespiratorias en las que se indicaba la aplicación de maniobras de resucitación, 20 traumatismos craneoencefálicos y 17 politraumatismos. Asimismo, se dio soporte y tratamiento a distintas patologías respiratorias, arritmias cardiacas, crisis epilépticas e incluso se llevó a cabo la realización de traslados secundarios a otros centros sanitarios.