Siria: 17 niños asesinados en Idlib, donde la violencia pone en serio peligro a 1 millón de niños

Acercar Disminuir el zoom Imprimir

“La guerra continúa de manera incesante y sin piedad para los niños de Siria.


En Idlib, 1 millón de niños viven entre la creciente violencia y los ataques. UNICEF está haciendo un llamamiento a quienes luchan en Idlib para que liberen a los niños del destino y los horrores que están viviendo los niños de Guta oriental, Afrin y otras partes de Siria.

Hemos recibido informaciones de que un refugio subterráneo donde se protegían niños fue atacado a principios de semana. Ni siquiera los refugios son ya un lugar seguro en este país desgarrado por la guerra.

La fuerte violencia a tan solo 300 metros de una escuela apoyada por UNICEF en Idlib obligó a los niños que estaban en clase a buscar refugio en los alrededores. El edificio fue entonces alcanzado. 17 niños murieron.

Quienes luchan en Siria y quienes tienen influencia sobre ellos están ignorando completamente, desde el primer día de conflicto, todas las leyes y normas que supuestamente deberían proteger a los niños.

Las escuelas, los hospitales, las casas de los niños, los parques y las zonas de juego han sido atacadas durante los últimos siete años en Siria. Desde 2011, 309 instalaciones educativas han sido atacadas. Algunos profesores y personal educativo han sido objetivo de ataques mientras cumplían su deber, atendiendo a los niños que disfrutaban de la escuela con sus amigos.

Los ataques a niños y contra la infraestructura civil son una violación de las leyes básicas de la guerra.

La protección de los niños bajo cualquier circunstancia no es negociable. La guerra sobre los niños, la guerra sobre la humanidad, no puede convertirse ahora en una norma nueva.

Los niños, hoy o en el futuro, nos considerarán a todos responsables si no paramos la guerra sobre ellos”.