Unión de Uniones afirma que si el Gobierno apuesta por una PAC fuerte tiene que estar dispuesto a pagarla

Acercar Disminuir el zoom Imprimir

Ante los posibles escenarios que plantea la Comisión en función del Marco Financiero Plurianual que se decida, Unión de Uniones pide a los Gobiernos que aprueben recursos financieros coherentes con la PAC fuerte y ambiciosa que dicen defender .

La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, ante la comunicación realizada por la Comisión en la que se barajan diversas opciones en cuanto al futuro Marco Financiero Plurianual y sus consecuencias en las diferentes políticas de la Unión Europea y, entre ellas, la Política Agrícola Común, pide coherencia a los Estados miembros y que asuman presupuestariamente los ambiciosos objetivos que se marcan para la PAC.

En dicha comunicación se presentan varios escenarios de ajuste que están relacionados con el Brexit y otros compromisos y prioridades políticas que, según la Comisión en función de los recursos financieros que se destinen, traerán consecuencias para los agricultores y ganaderos europeos. En el más duro de esos ajustes, si los presupuestos de la UE no se engrosan lo suficiente, la PAC podría verse recortada en un 30 % con una caída de las rentas agrícolas de más del 10 % y aún mayor en sectores específicos. En definitiva, la Comisión enfrenta a los dirigentes europeos a un baño de realidad y deja el balón de los recortes en el tejado de los Gobiernos.

A través de la PAC, Europa asegura una alimentación sana, de calidad, a precios asequibles y producida en un entorno sostenible y, además, contribuye a abordar los problemas estructurales en las zonas rurales, como la falta de oportunidades de empleo atractivas o la escasez de capacidades. Crear nuevas cadenas de valor, como energía limpia y bioenergía, y ayudar a las áreas rurales a aprovechar su valor estético se encuentran también entre los objetivos clave de la PAC.

A la hora de asumir o no esos objetivos, aunque el Ministerio mire a Europa como un ente abstracto, son los Estados miembros el Consejo quienes deciden el Marco Financiero Plurianual y son ellos los que comprometen la dimensión de la PAC.

Unión de Uniones apunta que las grandes declaraciones sobre “queremos una PAC fuerte y ambiciosa” y “ni un euro menos para nuestros agricultores y ganaderos”, tan repetidas en estos días por nuestros políticos son un mero ejercicio de hipocresía si no van acompañadas de la voluntad de los Gobiernos de poner sobre la mesa el dinero necesario para hacerlas posible. Por lo tanto, la Unión de Uniones reclama del Gobierno de España que se disponga a firmar el cheque nacional necesario para hacer valer sus afirmaciones sobre la defensa de la PAC y que, en los contactos que está manteniendo con algunos países en la búsqueda de un frente común, los convenza de hacer lo propio.

Por otra parte, la propia Comisión reconoce que el 80% de los pagos directos benefician al 20% de los agricultores y que el 1,1 % se llevan el 21 %. No se trata sólo en consecuencia del presupuesto con el que cuente la PAC, sino que también es necesario hacer un uso más eficiente del mismo.

“En lenguaje llano… a medida de como quieran ustedes el santo, preparen el traje, más o menos ha venido a decir Juncker.” – afirman desde la organización – “Creemos que se acercan turbulencias en nuestro vuelo y que limitarse, como hace nuestro Ministerio, a expresar los mejores deseos para la futura PAC sin el respaldo de Hacienda es ignorar cómo se toman las decisiones en la Unión Europea, o tomarnos el pelo a los ciudadanos”.