La Guardia Civil detiene a dos personas por un delito relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos

Acercar Disminuir el zoom Imprimir

Efectivos del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil de Aguas Nuevas han detenido a dos vecinos de Albacete, de 30 y 37 años de edad, como presuntos autores de un delito relativo a la protección de la flora y fauna, al cazar liebres con tres perros de raza galgo, sin poseer licencia de caza ni autorización del titular del coto. Se da la circunstancia que ambos se encuentran inhabilitados para la práctica de la caza en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha.



Actuaciones

Durante el transcurso de un servicio propio de la especialidad, agentes del SEPRONA sorprendieron a dos personas cuando ejercían el deporte cinegético de caza, acompañados de tres perros de raza galgo, dentro de un coto privado de caza sito en el término municipal de la localidad albaceteña de La Gineta.

Tras ser identificados, se pudo comprobar que ambas personas carecían tanto de la preceptiva licencia autonómica de caza, como de la autorización del titular del espacio cinegético donde se encontraban.

Las comprobaciones realizadas por los componente del SEPRONA permitieron conocer que los cazadores habían sido inhabilitados para el ejercicio de la caza por Resolución de los Servicios Periféricos de la Consejería de Agricultura de Albacete, de la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha, al constarles numerosos expedientes sancionadores por la comisión de infracciones a la Ley 3/2015 de 5 de marzo de Caza de Castilla-La Mancha.

Animales decomisados

La Guardia Civil, como medida cautelar, procedió al decomiso de los tres perros utilizados para la caza, que fueron entregados en una sociedad protectora de animales, y a disposición de la autoridad judicial que entiende de la causa.