UGT CLM: “La estacionalidad dispara las cifras del paro en enero cuando se cumplen seis años de la reforma laboral que ha empobrecido a los trabajadores”

Acercar Disminuir el zoom Imprimir

El paro ha subido en enero en 8.149 personas en Castilla-La Mancha, impulsado por la estacionalidad del empleo y “deja sin sentido el triunfalismo del Gobierno”, cuando “se cumplen seis años de una Reforma Laboral impuesta que sólo ha servido para empobrecer a los trabajadores”, tal como ha señalado el secretario de Administración y Formación, Alberto Sánchez.

El responsable de UGT CLM ha mostrado su preocupación por estas cifras, a pesar de la positiva evolución anual. “El primer mes del año muestra, otra vez, la finalización de la campaña navideña y, como consecuencia, un aumento del paro junto a una reducción de la afiliación a la Seguridad Social, indicadores del carácter estacional que tiene buena parte del empleo creado en la región”.

Sánchez ha resaltado que en las cifras de contratación destaca la continua pérdida de calidad en el empleo: a pesar del aumento de la contratación indefinida, también sube la temporal, y sobre todo hay que considerar que de los 68. 158  alcanzados en CLM sólo un 7,7% son indefinidos frente al 92,30% que son temporales.

El paro registrado en Castilla-La Mancha subió en enero en 8.149 personas respecto a diciembre (4,56 %) debido sobre todo al incremento del desempleo en el sector servicios, con lo que el total de desempleados se situó en 186.718 en la región. No obstante, en relación con enero del año pasado el paro bajó en 15.508 desempleados (un descenso del 7,67 %) en Castilla-La Mancha, según los datos publicados hoy por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

El desempleo aumentó en todas las provincias, más en Toledo, con un incremento de 2.851; Ciudad Real, con una subida de 2.050 desempleados, y Albacete, con 1.699 parados más. En Guadalajara, el paro subió en 893 personas y en Cuenca, en 656 desempleados.

Por sectores, el paro subió sobre todo en el sector servicios, que registró 7.006 parados más, aunque también se incrementó en agricultura, con 659 desempleados; en el colectivo sin empleo anterior, con 396 parados más, y en industria, con una subida de 193 desempleados. Por contra, el paro bajó en la construcción en 105 personas.

En comparación con enero del año pasado, el paro ha bajado en las cinco provincias, más en Toledo, con 6.109 desempleados menos; seguido de Ciudad Real, con una bajada interanual de 3.643 parados. En Albacete, el paro ha descendido en comparación con enero del mes anterior en 2.435 personas; en Guadalajara, ha bajado en 1.992 personas, y en Cuenca, en 1.329 parados e un año.

Por su parte, el número de contratos en enero alcanzó los 68.158 en Castilla-La Mancha, lo que representa un aumento de 4.559 respecto al mes anterior (7,17 %), y en comparación con el mismo mes de 2017 se registraron 6.696 contratos más (10,89 %). Del total de 68.158 contratos, 5.244 fueron indefinidos y 62.914 temporales.

En cuanto a los beneficiarios de prestaciones por desempleo, el último dato que ofrece el INE es el del mes de diciembre de 2017, cuando se contabilizaron en Castilla-La Mancha un total de 84.365 beneficiarios. De ellos, 30.352 cobraron prestación contributiva, mientras que percibieron el subsidio 39.272 castellanomanchegos, otros 10.961 la renta activa de inserción y se beneficiaron del programa de activación de empleo 3.780 personas.  

Con estas cifras sobre la mesa, UGT CLM considera completamente injustificado el triunfalismo del Gobierno en relación con el mercado de trabajo, y recuerda que el desempleo continúa siendo la principal preocupación de los ciudadanos y ciudadanas españoles y el problema que más les afecta”, ha señalado Sánchez.

Para el responsable de UGT CLM, “el mercado de trabajo no ha superado la crisis”; los trabajadores y trabajadoras españolas siguen padeciendo desempleo y precariedad, y “resulta muy difícil de entender que el Partido Popular que hace una década, con una tasa de paro del 9,6% consideraba dramática la situación, exhiba tanto triunfalismo cuando la situación ahora es mucho peor”.

El descenso continuado de la tasa de cobertura por desempleo  y la extensión del paro de larga duración (más de la mitad de las personas en desempleo lleva más de un año buscando empleo, según la EPA), obligan a poner en marcha de forma urgente verdaderas políticas de empleo, que protejan a las personas en desempleo vía prestaciones, combinando las ayudas con medidas activas de empleo, de orientación, formación e inserción.

Así pues, “transcurridos seis años desde la imposición unilateral por el Gobierno de la reforma laboral, resulta evidente la necesidad de abordar con urgencia los estragos producidos en el mercado de trabajo y en el sistema de relaciones laborales por una legislación retrógrada que sólo ha servido para rebajar el salario de los trabajadores y recortar sus derechos” ha concluido Sánchez.